wit03.png

Hace poco más de una semana asistí a la función de prensa de Un viaje en el tiempo que tuvo lugar en mi ciudad, Monterrey. Después de leer Una arruga en el tiempo, el libro en el que está basado la cinta,  mis expectativas eran muy altas, aunque había cierta incertidumbre en que alguien pudiera adaptar este clásico en la pantalla grande. En el pasado había sido intentado y la mismísima autora, antes de su fallecimiento, dio a conocer su descontento con su estreno.

No hay duda que para Disney, Un viaje en el tiempo era su apuesta para los estrenos de primavera en los que se invierten grandes cantidades de presupuesto. Podría compararse a estrenos de años pasados como Alicia en el País de las Maravillas que lograron cierto éxito y que de igual manera estaban basados en clásicos literarios.

wit02.jpg

La realidad es que esta nueva adaptación de Un viaje en el tiempo resulto tener el esplendor y atractivo de efectos CGI comparables con los de a película antes mencionada, pero con una historia y narrativa poco apegada a su material fuente, lo que deriva en una película con un objetivo incierto y escenas con poca o nula cohesión entre ellas.

Por un lado tenemos al reparto que se puede dividir en dos grupos: los seres sobrenaturales y fantásticos como las señoras Qué, Quién y Cuál interpretadas por actrices de la talla de Oprah WinfreyReese Witherspoon y por otro lado el de los seres humanos, en donde tenemos a los hermanos Murry y Kevin O’Keefe. Para decepción de muchos el papel de Oprah se queda corto y no nos da ninguna actuación memorable o momento épico dentro de la historia, muy al contrario, nos muestra un papel acartonado y sin carisma. Hablando de los niños, Deric McCabe, que interpreta a Charles Wallace se lleva la historia, igual que lo hace su contra parte en el libro, no es que Storm Reid quede en el olvido, pero sus diálogos no ayudan a identificarse con el personaje.

wit01.jpg

Las dos horas en las que viajamos a planetas desconocidos y aprendemos a “teserear” se convierten en muchos intentos por hacer que la historia se vea bien, pero no a que funcione como debería. La atención a los efectos CGI, junto con las toneladas de maquillaje y vestuario parecen haberse llevado toda la creatividad para contar una historia, que aunque difícil de visualizar, debió haber sido concebida con más cuidado.

Un viaje en el tiempo es una película que de seguro logrará el cometido de entretener y asombrar a chicos, y tal vez a algunos grandes; pero que seguramente no logrará cumplir las expectativas de quienes, al igual que yo, esperábamos una adaptación digna de este clásico literario.

 

Anuncios