eco.jpg

Sinopsis

Otto se pierde en un bosque prohibido cuando de repente se encuentra con tres misteriosas hermanas. En ese momento, su destino quedará ligado a una insólita búsqueda que entraña una profecía, una promesa y una armónica. Décadas más tarde, las vidas de Friedrich en Alemania, Mike en Pennsylvania, e Ivy en California, se conectan entre sí cuando la misma armónica llega a ellos. Estos niños se enfrentarán a grandes desafíos: rescatar a un padre, proteger a un hermano y mantener a una familia unida.

Primeras impresiones

Algunas novelas middle-grade tienen un efecto hipnótico en mi. Lo primero que me atrapó de Eco fue el maravilloso arte de la portada y de los interiores, después crucé los dedos para que la historia fuera igual de épica.

Mi reseña

En un inicio, el grosor del libro fue algo intimidante pero en cuanto terminé el primer capítulo supe que de hecho iba a querer más. Eco es una historia que está magistralmente narrada por Muñoz Ryan y que podría definirse como una mezcla de ficción histórica con toques de fantasía que a veces te hacen pensar que estás leyendo un muy emotivo cuento de hadas.

Las historias de Friedrich, Mike e Ivy están narradas por separado y están envueltas por otra historia poco común de un chico llamado Otto. El común denominador de estas aventuras es solo una armónica que produce un sonido inesperado y que parece animar los corazones, sobre todo los de aquellos que en verdad lo necesitan.

Algo que capturó mi atención fue el detalle, pero también la pasión que Muñoz Ryan imprimió a cada relato. Las descripciones de lugares y personajes se sentían tan reales que no costó mucho trabajo imaginarse los diferentes escenarios que aparecen de principio a fin y la emotividad que envolvía a cada situación hizo fácil sentirse parte de la historia.

Cada historia se desarrolla en el pasado, pero los problemas a los que se enfrentan los protagonistas siguen bastante presentes: El bullying causado por la apariencia física, el abuso por parte de algunas instituciones a los menos afortunados o la discriminación son algunos de ellos. Y aunque en algunos momentos pareciera ser que todo va de mal en peor, Muñoz Ryan logra darnos un final lleno de esperanza con el que logra conectar cada relato de una manera muy creativa.

Conclusión

Eco es una lectura ampliamente recomendada, y que personalmente me encantaría ver en la pantalla grande. No importa si no eres niño o adolescente, Eco tiene un mensaje universal que puede ser disfrutado por cualquiera. Aunque estamos apenas en junio, estoy seguro que será una de mis lecturas del top 10 del año.

Calificación

rating5

Gracias a Océano México por el ejemplar para la reseña.

¿Dónde lo compro?

Anuncios